lunes, 28 de noviembre de 2016

¿QUÉ ES UNA TRANSFERENCIA DE GRASA EN ESTÉTICA?

En un procedimiento de transferencia de grasa, el cirujano plástico puede extraer células grasas de
una zona discreta de su cuerpo, preparar las células, y luego transferirlas a través de una inyección en el área de los labios, por encima o por debajo de los ojos, de las patas de gallo, las áreas pliegue nasolabial, y o líneas de expresión.
Los cirujanos utilizan diferentes técnicas para preparar las células de grasa, la técnica utilizada puede afectar a la longevidad de los resultados de este proceso. Pero en muchos casos dura más que los obtenidos cuando se emplean los rellenos tradicionales.

viernes, 25 de noviembre de 2016

TRATAMIENTOS DE LA CRIOTERAPIA

La crioterapia engloba un conjunto de técnicas que utilizan el descenso de la temperatura corporal como método terapéutico. Para ello se utilizan sistemas como baños, aplicación de compresas heladas, masajes con hielo, pulverizaciones refrigerantes o aplicación de sustancias que generan frío.
Las aplicaciones de la crioterapia van desde la celulitis a la flacidez pasando por las adiposidades localizadas o la eliminación de verrugas. El frío tiene un efecto tensor sobre la piel al estimular la contracción de sus fibras elásticas y sobre el metabolismo de la grasa, ya que estimula mecanismos que intentan elevar la temperatura en la zona tratada, lo que conduce a una eliminación más rápida de las toxinas y a una tonificación de los tejidos.
La crioterapia se utiliza en el tratamiento antienvejecimiento de la piel y sus síntomas como la atonía, la flacidez, la desvitalización y las arrugas. El descenso de la temperatura puede ayudar a mejorar el contorno de aquellas zonas del cuerpo en las que se acumula la grasa no deseada como los gluteos, las caderas o el abdomen.
Es un método muy utilizado para la eliminación de las verrugas mediante su congelación. La congelación de la verruga supone la destrucción de las células de la piel que la provocan y suprime su capacidad de multiplicarse.

martes, 22 de noviembre de 2016

ELIMANAR EL VELLO DE OREJAS Y NARIZ CON LA DEPILACIÓN LÁSER

Muchos de los vellos en el cuerpo tienen la tarea de protegernos de las agresiones externas, pero algunas de estas protecciones creen de manera tal que causan un efecto poco estético. Es el vello en nariz y orejas que crece de manera exagerada sobretodo en la edad adulta.
Hemos de reconocer que no todos los hombres pasan por esto, pero a los que les crece pelo hasta en las uñas lo saben, y no basta tratar de disimularlos con la barba. Muchos dicen que dejarlos nos hace ver descuidados o poco pulcros o poco limpios.
Así que para los que muchas veces optamos con ponerles límites tenemos muchas formas de quitar estos indeseados y cada vez más abundantes defectillos. La mas común son las tijeritas, pero a veces resulta poco practica en los vellos de las orejas si nos encontramos solos y no podemos ver bien donde están teniendo que pedir ayuda.
Otra forma de quitarlos es con cera poniendo un limite de tiempo para depilarnos con ella puede resultar efectivo para mantenerlos en su limite, También podemos usar una pinza de depilar, pero no se que es mas doloroso, aunque igual que la cera retrasa mas su aparición. Algunos centros de estética ofrecen la depilación láser definitiva para hombres en estas zonas, creo que es la medida mas drástica y de mas permanencia. Es una magnífica solución para que estos indeseables pelos no aparezcan más.

viernes, 18 de noviembre de 2016

¿SE PUEDEN REDUCIR LOS PÓMULOS?

Los beneficios de la reducción de pómulos son por lo general estéticos, en lugar de médicos. En los resultados se incluyen unas mejillas más finas y definidas que ayudan a mejorar la apariencia facial. Estos resultados se pueden conseguir sin tenerte que someter a otros tratamientos más caros de cirugía estética. El resultado, para muchos pacientes, puede significar un crecimiento del nivel de confianza asociado con una mayor autoestima.
Los dos principales tipos de reducción de pómulos son por eliminación de grasa bucal y el procedimiento de la liposucción facial.
Los candidatos ideales para someterse a una reducción de pómulos son aquellos que tienen más de 18 años y gozan de buena salud. También deben ser estables psicológicamente y tener expectativas realistas sobre los resultados de la cirugía. Se debe evitar fumar, beber y tomar ciertos medicamentos antes y después de la cirugía. Éste es un punto que se debe discutir con el cirujano plástico en la primera visita.
La extracción de grasa bucal es una intervención ambulatoria que dura aproximadamente una hora. Se puede realizar en la sala de cirugía del cirujano plástico, en un centro quirúrgico ambulatorio o en un hospital local.
En primer lugar, se le administra al paciente el tipo de anestesia que se haya elegido previamente, o bien por elección del propio paciente o del cirujano. Es posible que además de la anestesia, le suministren un sedante oral o un valium antes de la cirugía con el fin que pueda relajarse. Se le coloca al paciente antes o después de la cirugía, una sonda intravenosa con goteo de suero salino para mantenerlo hidratado. Esta sonda puede servir como medio para la introducción de otros medicamentos, si surgiera la necesidad. En el momento de insertar la vía intravenosa suele picar un poco.
Después de que se inyecte la aguja en la vena, se saca y se introduce un tubo de plástico pequeño asegurándolo en la vena. La sonda intravenosa se suele colocar en la parte interior del codo o la mano, dependiendo del tamaño de las venas en esos respectivos lugares.
Los efectos de la anestesia después de la introducción del líquido en el torrente sanguíneo son casi inmediatos. Si el cirujano cree necesario suministrar un sedante al paciente, se puede inyectar a través de la sonda intravenosa, ya sea mediante inyección hipodérmica o mediante un mecanismo de goteo adicional.
Una vez la anestesia ha hecho efecto, el cirujano hará una incisión (de 2 a 4 cm de longitud) entre la mejilla y las encías (cavidad maxilar), comenzando por encima del segundo molar superior hacia la parte posterior de la boca. El cirujano utiliza esta incisión para ver el músculo más grande de la mejilla, el músculo buccinador. Después, el cirujano ejerce presión con el dedo pulgar sobre el exterior de la mejilla derecha por debajo del hueso del pómulo haciendo que la grasa bucal salga a través de la incisión. Se pueden extraer pequeñas cantidades de grasa con unos fórceps o pinzas quirúrgicas. La cantidad total que se extrae depende de cada paciente.
A continuación, el equipo quirúrgico recuenta los instrumentos utilizados con la finalidad de cerciorarse que no se han dejado ninguno de ellos en el interior de la incisión. Se cierran las incisiones con puntos no absorbibles. Es posible que el médico coloque una gasa empapada de antibióticos entre los molares superiores y las encías. Se puede colocar un apósito de presión alrededor de la cabeza del paciente.
Las enfermeras despiertan lentamente al paciente y lo llevan a la sala de recuperación donde monitorean sus signos vitales. El paciente puede permanecer en la sala de recuperación incluso hasta dos horas, eso depende de la persona. El paciente puede notarse la cara tensa y sensible hasta que no desaparecen completamente los efectos de la anestesia. Una reacción común a la anestesia también puede implicar una respuesta emocional.
Si el paciente comienza a temblar, lo taparán con una manta caliente, esto lo aliviará. La medicación recetada debe que reducir o hacer desaparecer cualquier dolor y malestar adicional. Sin embargo, si crees que la intensidad de tu dolor no es normal una vez que llegues a casa, llama inmediatamente a tu cirujano plástico o al personal de guardia. Alguien te deberá llevar a casa, ya que a causa de la anestesia y los medicamentos administrados no serás capaz de ver con claridad y probablemente tu juicio se verá afectado.
El cirujano también puede realizar una liposucción facial para eliminar los depósitos de grasa de la mejilla cuando hay una cantidad excesiva de grasa.

lunes, 14 de noviembre de 2016

TÉCNICAS PARA LA RINOPLASTIA

La cirugía plástica de nariz, o rinoplastia,  permite corregir cualquier defecto del apéndice nasal, ya sea por razones puramente estéticas (nariz aguileña, punta de la nariz gruesa, aletas nasales grandes, etc.) o para el tratamiento de cualquier alteración anatómica de carácter patológico, como es el caso de una desviación del tabique nasal que cause dificultades  para respirar o ronquidos.

-Rinoplastia cerrada: las incisiones y maniobras quirúrgicas se llevan a cabo en el interior de la nariz, por lo que, una vez realizada, las cicatrices no serán visibles. Aunque reviste una mayor complejidad para el cirujano, con esta técnica se puede hacer todo lo necesario para esculpir el apéndice nasal: eliminar o añadir cartílago y hueso que permitan reducir o agrandar el tamaño de la nariz, definir el perfil recto o curvo, corregir la punta, etc. Este tipo de intervención, por otra parte, permite disminuir el riesgo de reducir accidentalmente el soporte de la punta nasal, así como las complicaciones del postoperatorio (edema e inflamación) y favorece una recuperación más temprana.
  
-Rinoplastia abierta: las incisiones son en este caso externas, pues se realizan en la columela, es decir en la parte de la nariz que separa las fosas nasales, con el fin de exponer a la vista del cirujano la estructura interna de la nariz, facilitando así las maniobras quirúrgicas. Es un poco más invasiva que la técnica de rinoplastia cerrada, ya que además de las incisiones internas se necesitará realizar otras internas. Pese a todo, la cicatriz exterior resultante es a la postre prácticamente imperceptible. Esta técnica está especialmente indicada en la corrección de narices demasiado largas o torcidas, punta caída, ancha o asimétrica, o la eliminación de una curvatura importante de la parte superior del tabique nasal (nariz aguileña).        

Independientemente de que la rinoplastia o cirugía plástica de nariz se realice mediante la técnica abierta o la cerrada, durante la intervención cabe la posibilidad de recurrir a diferentes técnicas en función de cuál sea la forma que se desee proporcionar a la nariz, actuando sobre la punta, la base de la nariz, el tabique nasal o las aletas.
El cirujano plástico habrá planificado antes de la intervención todos los detalles de la misma y las maniobras necesarias para que finalmente la nariz adopte la forma que el paciente ha elegido:
  
-Raspado: esta técnica se utiliza para limar una protuberancia del tabique nasal y, de este modo obtener un perfil rectilíneo de la nariz.
-Injertos espaciadores: se colocan tiras de cartílago entre el tabique y los cartílagos laterales superiores, por ejemplo, para estrechar, ensanchar o alargar la nariz.
-Resección cefálica: se extrae una parte del cartílago de la punta de la nariz para reducir su volumen.
-Suturas: la forma de la nariz también se puede modificar mediante la realización de diferentes suturas, sin necesidad de extraer o injertar ningún tipo de tejido, por ejemplo, para elevar la punta nasal.
-Puntales: se utiliza trozos rectangulares de cartílago que se colocan en la punta nasal con el fin de redondear la forma de la nariz.
Injertos de punta: se utiliza cartílago del propio paciente para corregir la forma de la punta de la nariz o alargar el apéndice nasal.
-Resección de la base: se utiliza para reducir la anchura de la base nasal y obtener una nariz más fina y pequeña, para lo que puede ser necesario extraer una parte del fosa nasal inferior.
Injertos voluminizadores: son trozos de cartílago que se colocan en la unión de la nariz con el labio superior para corregir un ángulo excesivamente agudo en la base nasal.

viernes, 11 de noviembre de 2016

REJUVENECIMIENTO DE LA PIEL CON LÁSER

Los tratamientos con láser dedicados al cuidado de la piel son eficaces para mejorar el aspectos de las líneas de expresión y las arrugas y para reducir la apariencia de las cicatrices, del acné y de la pigmentación hiperactiva. Se pueden utilizar para tratar pequeñas zonas, como las líneas de expresión que rodean la boca o que se encuentran en la cara en general, pero también se pueden utilizar para tratar grandes zonas faciales.
Imagen de rejuvenecimiento de la piel con láser
El rejuvenecimiento de la piel con láser tiene muchas ventajas sobre otros procedimientos del cuidado de la piel, ya que no causa dolor, ni sangrado, ni moretones y el tiempo necesario de recuperación es corto. La tecnología está mejorando este método continuamente y los nuevos láseres son más seguros y más suaves que los que se utilizaban en el pasado.
El rejuvenecimiento de piel con láser es versátil ya que puede ser utilizado no sólo para tratar las líneas de expresión y las arrugas, sino que también es eficaz en el tratamiento contra el acné. El rejuvenecimiento de la piel para el tratamiento del acné es una alternativa revolucionaria para cuidado de la piel y los peelings de retinol, ya que proporcionan resultados de larga duración.
En el rejuvenecimiento de la piel con láser elimina la capa externa de la piel con la finalidad que la piel nueva pueda crecer y rellenar las arrugas y las cicatrices. Los peelings químicos y la microdermabrasión funcionan de una forma similar, pero son más invasivos y menos suaves.
El rejuvenecimiento de piel con láser consigue unos resultados predecibles, ya que el cirujano apunta con el láser a las capas superficiales y más profundas de la piel con mucha precisión. El láser penetra en la piel y elimina las suficientes capas exteriores para dejar al descubierto las capas que no poseen esas imperfecciones. Una vez que esta capa está al descubierto, la piel se regenera consiguiendo un aspecto joven y saludable.
Tu médico te examinará la piel para determinar el tipo de tratamiento con láser y el plan de tratamiento más apropiado para tu caso.
Antes de iniciar el procedimiento, tu dermatólogo puede recetarte unas cremas tópicas, lociones u otros medicamentos para preparar tu piel para el procedimiento. Sigue sus instrucciones con exactitud, ya que esto te proporcionará unos mejores resultados.
El procedimiento se realiza en forma ambulatoria, por lo que se puede realizar sin ningún problema en el mismo consultorio de tu médico. Durante el procedimiento, se te administrará un anestésico tópico y local. También puedes recibir un anestésico intravenoso, aunque no te dejará dormido. El tipo de anestesia dependerá del nivel de rejuvenecimiento de piel que sea necesario. Debes tener en cuenta que necesitarás que alguien te lleve a casa después de someterte al procedimiento debido a los efectos de la anestesia.
La duración del tratamiento dependerá del nivel de rejuvenecimiento que sea necesario. Por lo general, estos tratamientos pueden durar entre quince minutos y 90 minutos. Dependiendo del tipo de daño que necesite ser reparado, el dermatólogo estético puede apuntar con láser sobre la zona a tratar más de una vez. Durante la sesión puedes notar como pequeñas gomas chocando contra tu piel. La mayoría de las personas sólo necesitan una sesión para conseguir los resultados deseados, pero dependiendo del tipo de enfermedad a tratar, pueden ser necesarios múltiples tratamientos de rejuvenecimiento de piel para conseguir esos mismos resultados.

lunes, 7 de noviembre de 2016

¿QUÉ ES UN AUMENTO LABIAL?

Existen diferentes tipos de aumento labial. Para saber cuál es la mejor opción para ti, puedes
consultarlo con tu médico.
La primera opción y la más común, son las inyecciones que hacen que los labios se vean más llenos y carnosos. Los rellenos se inyectan en unas zonas determinadas del labio para darles una forma más natural. Se utilizan unas pequeñas agujas para administrar directamente los inyectables debajo de la piel de los labios.
Las inyecciones de grasa pueden ser una buena opción. La grasa es extraída de otras partes del cuerpo y es transferida a través de las pequeñas agujas a los labios. La utilización de la grasa corporal como material de relleno minimiza por completo los riesgos de complicaciones y de reacciones alérgicas.
El segundo tipo de cirugía de aumento labial requiere el uso de injertos de piel. Una vez el paciente se encuentra bajo los efectos de la anestesia local, se coloca el injerto a través de unas pequeñas incisiones en el interior de la boca. Después de colocar los injertos en puntos estratégicos de la zona labial, se cierra la incisión con unas suturas muy pequeñas y apenas perceptibles.
Ambas opciones de aumento de labios ofrecen resultados permanentes e irreversibles, así que es mejor estar totalmente convencido, incluso antes de hablar con un médico.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...